sábado, 11 de junio de 2011

Algo parecido a él.

Siento algo extraño es estos momentos. Creo que es la puta libertad. No me gusta nada, me siento demasiado libre y sola.
Me acostumbré, creo demasiado, a sus besos, a sus manos, a su cuerpo. Cuando yo era tuya y tu pertenecías a mí. Nunca más te volví a besar, ni a acariciar. Pero recuerda, porque tu no me dejaste. Ahora quiero encontrar a otro amor, volverme a enamorar, que me toque como tú, que me llame a las tantas de la madrugada, que se meta en mi cama, que me haga el amor salvajemente, que me hable sin rodeos, que me diga cosas bonitas, que haga todo lo que hacía él. No creo que lo encuentre, ya que todas las personas somos perfectamente únicase inevitablente diferentes. Te quiero de vuelta, no es un aviso, es una orden.




No hay comentarios:

Publicar un comentario